Wambala

Ciclismo fuerza

Ciclismo. FUERZA

La fuerza se gana semana a semana y la resistencia se gana año a año.

Ciclismo

SUPÉRATE COMO CICLISTA

Cuando quieres alcanzar tu máximo potencial como ciclista, no basta con rodar y rodar en la bici; la fuerza y la flexibilidad de tus músculos son factores críticos que pueden definir tu rendimiento. Ambos, esenciales para convertirte en un ciclista destacado y en Wambala, están incorporados en nuestros entrenamientos.

La fuerza y la flexibilidad como aliados

Es evidente que la resistencia es clave en el ciclismo, pero a menudo subestimamos la importancia de la fuerza y la flexibilidad. Unos músculos débiles y poco flexibles pueden limitar tu rendimiento, mientras que unos músculos fuertes y flexibles pueden marcar una gran diferencia en tu capacidad para superar desafíos en la bici.

Fuerza: más allá de la potencia en los pedales

Entrenamos la fuerza no solo para aplicar más potencia a los pedales durante rutas prolongadas, sino también para protegernos de lesiones. La mayoría de las lesiones musculares se producen en el punto donde el músculo se une al tendón. Al fortalecer esta unión, reducimos el riesgo de sufrir tirones musculares cuando realizamos cambios bruscos de potencia en la bicicleta. La fuerza muscular se desarrolla con el tiempo, semana a semana, y es una inversión en tu rendimiento y bienestar a largo plazo.

Los tres tipos de fuerza

La fuerza muscular se divide en tres tipos:

Fuerza Máxima: Representa la mayor cantidad de fuerza que tus músculos pueden desarrollar en una sola repetición (1RM) de un ejercicio específico. Es esencial para el ciclismo, ya que te permite superar desafíos de resistencia y terrenos exigentes.

Fuerza de Resistencia: Esta es la capacidad de resistir cargas superiores al 30% de tu 1RM. Entrenar la fuerza de resistencia implica realizar múltiples repeticiones, generalmente más de 25, superando en un 30% tu 1RM. Esto te ayudará a mantener la potencia durante rutas largas y demandantes.

Fuerza Rápida: Esta capacidad te permite superar la resistencia lo más rápido posible. La fuerza rápida está relacionada con la fuerza máxima y la necesitas en situaciones en las que necesitas acelerar rápidamente, como en el caso de los velocistas o si te sale un mastín enfadado...

El entrenamiento de fuerza ha evolucionado mucho en las últimas décadas. Han surgido nuevos métodos y enfoques para maximizar los beneficios de cada sesión. Uno de los conceptos más relevantes y efectivos en este contexto es el de las Repetitions in Reserve (RIR), Repeticiones en Reserva.

¿Qué son las Repetitions in Reserve (RIR)?

Las RIR son un método de evaluación subjetivo del esfuerzo cuando trabajamos la fuerza. Se basa en la idea de cuántas repeticiones más podrías realizar con un peso determinado antes de llegar al fallo muscular absoluto. Por ejemplo, si al realizar una serie de press de banca a 10 repeticiones, crees que podrías hacer 3 repeticiones más antes de alcanzar el fallo muscular, entonces estás entrenando con un RIR 3.

Al aportar una forma precisa de evaluar el esfuerzo durante el ejercicio, permiten un ajuste preciso de la carga de trabajo y una gestión más efectiva del entrenamiento. Cuando incorporas las RIR en tu rutina, puedes optimizar tus resultados, reducir el riesgo de lesiones y mantener la motivación a lo largo de tu viaje de acondicionamiento físico. Las RIR son un componente esencial para alcanzar tus metas de fuerza y acondicionamiento de manera segura y efectiva.

Un buen ciclista no solo rueda bien en la bici. La fuerza y la flexibilidad de sus músculos definen también su rendimiento como ciclista.

Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?