Wambala

Cómo planificar bien el comienzo de la temporada de ciclismo

ciclismo planificar comienzo temporada ciclismo

Cada comienzo de temporada nos llegan muchas consultas sobre cuál sería la forma correcta de planificar bien el comienzo de la temporada.  Pues hoy nos hemos parado a contarlo y a escribirlo.  

Planificar la primera semana de la temporada: un ejemplo

Nuestro entrenador, Mario, nos cuenta cómo plantearía él una primera semana para iniciar la temporada.  No hay dos planificaciones iguales porque no hay dos ciclistas iguales, por lo tanto, esta propuesta se basa en un perfil habitual, como podría ser: 

  • Un ciclista de carretera,
  • 38 años,
  • compite en 25 semanas,
  • tiene 3 años de experiencia,
  • y entrena entre 8 y 11 horas por semana.

Durante el vídeo se explican algunas de las claves que usamos en Wambala para comenzar la temporada, dando un ejemplo concreto de lo que podría ser una primera semana. 

 

  • Primero, es importante medir la situación de partida (test).  Nos ayudará no solo a valorar el progreso sino a calcular la intensidad (rangos de entrenamiento) a la que vamos a entrenar en estas primeras semanas.  Lógicamente, esta medición se va a ir repitiendo durante la temporada para adaptar bien la intensidad de cada entrenamiento. 
  • Entrenamos la fuerza.  Al estar en una fase inicial del entrenamiento, no trabajamos directamente la fuerza máxima, que el objetivo que vamos a perseguir.  Hay que ir adaptándose poco a poco.  Y esto hay que tenerlo en cuenta para empezar la temporada correctamente.  
  • Comenzamos a entrenar la eficiencia, que es esa cualidad que te va a permitir tener una mejor coordinación muscular, es decir, ser un ciclista más eficiente.  También este entrenamiento nos va preparando, ya desde el principio, para las pedaladas rápidas que exigirá la competición.  Como ves, la estrategia de la planificación se cuaja desde la semana 1.  Nada sucede porque sí. 
  • Comienzan los entrenamientos de fondo, en este caso, largo y lento.  Iremos poco a poco trabajando la adaptación a la oxidación de grasas, y esto lo consiguiremos a través de distintas estrategias de alimentación antes, durante y después del entrenamiento. 
  • Descansamos  como mínimo, un día a la semana.  Somos mejores deportistas si aprendemos a descansar cuando toca.  
  • No es el  momento de otros entrenamientos más fuertes que llegarán más adelante en la temporada. 
 

Cada entrenamiento tiene su para qué.  Cada semana evoluciona de forma diferente pero coordinada como el objetivo final de cada deportista.  Así lo entendemos en Wambala y así lo trabajamos con nuestros deportistas. 

Aquí puedes conocer más sobre Mario

¿EMPEZAMOS?

Únete a Wambala y CONSIGUE YA TUS OBJETIVOS

PRUEBA 7 DÍAS GRATIS